I Half de Sevilla

No tenia pensado debutar este año en esta distancia, pero gracias a 1.486 personas que me votaron en enero desde todo el mundo en un concurso del organizador del triatlon conseguí el dorsal para correr mi primer medio IronMan en Sevilla, así que para Sevilla que fuimos Marta y yo el viernes por la mañana, un viaje muy tranquilo ya que no pillamos nada de atasco.

Sobre las 14:30 llegamos a Sevilla y hacía bastante calor, cosa que ya me esperaba. Buscamos el apartamento y a comer en las Setas. Después a recoger el dorsal y camiseta, me extraña que la camiseta ya sea la de finisher, si no consigo acabar la carrera, tiro la camiseta?? en fin. La camiseta me gusta, que es lo importante. Nos vamos a una terracita a tomar un granizado de limón para hacer tiempo e ir a la charla técnica.

Una vez acabada, de vuelta al apartamento para ponerme el mono del club e ir al río para entrenar un poco, y así probar como es nadar en el río. Tardamos en llegar unos 25 min más o menos desde el apartamento hasta el río, que es donde se dará la salida.

No esta marcado el recorrido del sábado, pero tenemos una calle sólo para nosotros para poder entrenar, cada largo tiene 100 mts, y consigo nadar 600 mts y bastante cómodo, así que me voy contento del río y con ganas que lleguen ya las 15:30 del sábado para poder empezar.

Por fin llego el sábado. A las 7 de la mañana ya me desperté, no podía dormir de los nervios que tenia, pero me aguante en la cama hasta las 9 para descansar todo lo posible. Desayunar un poco y a dar una vuelta por Sevilla. A las 12:45 a comer y a las 13:30 ya con todo preparado camino a la salida para dejar todo. Me pongo en la cola para entrar en boxes y me pintan en brazo y pierna izquierda el número de mi dorsal. La fila va rápido y en nada ya estoy en mi sitio dejando la bici. Coloco la bici y veo que no tengo cesta para dejar las cosas 😦 . Pregunto a  un oficial y voy al fondo a por una cesta vacía. Una vez solucionado este pequeño inconveniente, coloco todo en su sitio, repaso todo 3 veces para que no se me olvide nada, y para fuera a dejar las cosas en el ropero.

Ya son las 15:00. Sólo 30 minutos para que arranque esto y estoy muy nervioso. Voy al río para calentar un poco y así quitarme un poco el calor que hace. Nado un poquito, y para fuera. Me despido de Marta y me coloco donde están todos los triatletas esperando para la cámara de llamadas.

A las 15:20 vamos todos los triatletas hacia el pantalán, como hace tanto calor el suelo esta muy caliente y vamos todos quemandonos los pies, al llegar al pantalán tengo que sentarme para mojarme un poco los pies y aliviar el dolor, jeje. Enseguida nos hacen a todos tirarnos al agua, ya que la salida es desde dentro y por el corte de carreteras en el sector de ciclismo, tenemos que salir puntuales. Me meto en el agua y me coloco en la parte de atrás por el centro, ya que no soy buen nadador y cuanto más atrás, menos golpes me llevaré. A las 15:30 en punto se da la salida.
Empiezo a nadar y no pasan ni 20 segundos y ya me llevo el primer puñetazo en la cabeza, es lo malo que tiene salir cerca de 700 triatletas todos juntos, en fin, sigo a lo mio y hasta la primera boya que esta a unos 400 mts llego bien, sin muchos más golpes, pero al girar todos queremos pasar por el mismo sitio y vuelven los codazos, patadas, etc.. Al girar en la segunda boya intento mirar si estoy muy atras, y me parece ver a mucha gente por detrás de mi, y eso me motiva, aunque seguramente muchos de esos serán de lo de relevos que salieron 8 min después de nosotros. Sigo nadando, estoy bastante comodo, cuando llego a la tercera boya ya estamos más separados y no tengo ningún problema al girar y poco después llego de nuevo al pantalán para empezar la segunda vuelta. Cuando subo miro el reloj y llevo 22:53 min nadando en la primera vuelta, que me salieron 1.000 mts, un poco más de lo que debería ser, pero estoy todavía con fuerza, así que al agua otra vez a por la segunda y última vuelta. 
Esta segunda vuelta fue muy tranquila, prácticamente en solitario, aunque me sorprendo que adelante a 2 triatletas, el único inconveniente que tuve fue que cuando me quedarían unos 300 mts para acabar parecía que el gemelo derecho se quería subir, así que a nadar sólo con los brazos para no cargar mucho la pierna y poder hacer el resto de carrera bien. La segunda vuelta la acabé en 23:08 min, clavando prácticamente el tiempo de la primera vuelta. El salir del agua me costo un poco, ya que resbalaba mucho. Al final un total de 46:32 según el chip y corriendo a por la bici pensando que lo peor ya estaba hecho, y todavía tenia muchas fuerzas.
Llego a boxes y veo que quedan muy pocas bicis, como en prácticamente todos los triatlones, la natación no es lo mio y no me sorprendo de esa posición. Me tiro al suelo para ponerme las medias y los calcetines, al ser tantos kms de bici prefiero perder un poco de tiempo e ir cómodo, antes que arrepentirme después. Tardo 3:19 en esta transición y a por la bici.

El sector de ciclismo es una sola vuelta de 90 kms. Salgo con las piernas un poco flojas, pero enseguida ya doy pedales sin ningún problema. A los 2 kms me tengo que parar para ponerme bien el chip, que con las prisas en la T1 no me lo puse bien y estaba apunto de caerse. Los primeros kms voy muy bien, a una media de 32 km/h, sobre el km 5 me tomo el primer gel, pero no me sienta muy bien y empiezan dolores de estomago, intento no pensarlo y sigo. Voy adelantando a mucha gente y no me pasa nadie, en los primeros 15 kms puedo llegar a adelantar a unos 7-8 triatletas, va mejor de lo esperado. Sobre el km 18 me como una barrita como tenia pensado antes de empezar. Llego al km 20 que estaba señalado y veo que a 500 mts esta el avituallamiento. Apuro el bidón en el que llevaba agua y lo tiro, pero cuando llego al avituallamiento nos dicen que no tienen agua, que tenemos que esperar al siguiente, que esta a otros 20 kms. Me queda sólo medio bidón de isotónico y esta ya un poco caliente, no se como aguantaré al siguiente avituallamiento, pero no me queda otra que seguir. Intento coger un plátano en el avituallamiento, pero no lo sujeto bien y se me cae.

Sobre el km 25 empezamos a subir y tengo que quitar el plato grande, subo a mi ritmo y adelanto a otros 2 triatletas, pero aquí me adelantan otros 2. La cuesta se me esta haciendo más dura de lo que me imaginaba, menos mal que había gente animando y se hacía más llevadera la subida. Por fin llego arriba y a bajar, bebo un poquito de isotónico,  y a recuperar un poco piernas en la bajada. Al terminar la bajada, otra pequeña subida, esta la puedo hacer con el plato grande metido y a seguir. Tengo muchas ganas que llegue ya el km 41,5 para que me den agua.

Después de 1:20 en la bici por fín llego al avituallamiento del km 41,5, en este si que tienen bidones, esta vez cojo uno, veo que está por la mitad, y encima es de isotónico caliente, y no me gusta mucho el sabor. En fin, tendré que aguantar con eso hasta el siguiente que está en el 64.

En el km 50 me empiezan a dar calambres en el muslo derecho, pero no puedo rendirme ahora, aflojo un poco el ritmo a a seguir. Me tomo otro gel para ver si me ayuda un poco. Tengo mucha sed y sólo me queda un poco del isotónico caliente, más me vale que en el siguiente avituallamiento tengan agua fresquita. Si no tienen pienso en pararme en alguna gasolinera a rellenar el bidón para poder llegar a Sevilla.

Porfín llego al Avituallamiento y en este si tienen agua, tiro los 2 bidones que tengo y vacios o calientes, y cojo otros 2 con agua fresquita, y al final me ofrecen un un tercer bidón que lo cojo y me lo bebo casi entero de toda la sed que tenia. Gracias a este avituallamiento recupero algo de fuerza y puedo volver a apretar un poquito. Al paso por el km por la localidad de Guillena, para mi fue lo que más me gusto de la bici, estaba todo el pueblo en la calle animando y se me pusieron los pelos de punta, esto me dio la energía para hacer los últimos 20 kms.

Ahora los kms pasan muy rápido, y en seguida llego al último avituallamiento en el km 78. Cambio un bidón para que este más fresquito. Llegando a Sevilla me tomo otro gel para el último esfuerzo en bici y poder empezar a correr con algo de energía. En los últimos kms veo un grupito de 5 ó 6 y aprieto un poquito para adelantarles, y ganar alguna posición para la carrera a pie.

Después de 3:11:30 y 4 horas de competición por fin llego a Sevilla otra vez y veo a Marta en la entrada del cear de la Cartuja. En la T2 tardo 2:10 en cambiarme y empezar a correr. Voy un poco justo de fuerzas, pero ya sólo me queda un último esfuerzo y seré finisher.

La carrera a pie son 2 vueltas de 10,5 km cada una bastante llanito el recorrido.

El primer km me sale a 5:25, y no estoy como corriendo, el siguiente 5:44 y el 3 ya superando los 6′ el km, parece que se va a hacer muy larga la carrera. Todo el rato esta adeltandome gente y mentalmente me empiezo a ir de la carrera. En el km 4 nos juntamos un grupo de 3-4 triatletas, y hacemos juntos la primera vuelta, ya que vamos más o menos al mismo ritmo, superando los 6′ el km. En el km 5 veo a Marta que está con una amiga.

Los primeros 10,5 km tardo 1:04, ya sólo quedan otros 10 km y se acaba, al empezar la segunda vuelta las piernas me cuesta ya mucho moverlas, uno del grupo mi da ánimos para que siga con el en la segunda vuelta, pero en la entrada al Parque del Alamillo, ya no puedo más y me paro, la primera vez en una carrera que tengo que dejar de correr, las piernas no me van, y por la cabeza se me pasa el abandonar, pero no puedo irme de Sevilla sin acabar, así que vuelvo a trotar otro poco,  pero no aguanto mucho, y a los 500 m más o menos me vuelvo a parar. Me esta costando mucho nunca pensé que esto sería tan duro. Consigo trotar casi 2 kms seguidos, vuelvo a cruzarme con Marta que me da animos para que siga, ya sólo 5 km, que en una carrera normal serían unos 23 min, en esta soy incapaz de calcular cuanto podré tardar.
Los últimos 5 kms son como los anteriores, trotando un poco y andando otro, ya va quedando menos. Me cruzo con un triatleta que ya acabo y me dice que ya tengo la meta enseguida, me queda menos de 1 km. Llevo más o menos 1:20 en esta segunda vuelta, pero por fin se acaba. Veo a Marta en lateral, y me paro a darle un beso. Por fin delante del arco de meta. Cruzo la meta levantando los brazos, cosa que nunca hice, pero esta vez lo celebré, ya que pensaba que no llegaría. 

Cruzo la meta en un tiempo de 6:27:27, con mucho dolor, pero muy contento. Me ponen la medalla y me tiro al suelo a descansar. Lo primero que pienso es que nunca más vuelvo a hacer un triatlon así de grande, que no merece la pena sufrir tanto.

Ahora 1 semana después de cruzar esa meta, lo veo todo diferente, duro, pero muy bonito, y con ganas de repetir. Quizá vuelva el año que viene a Sevilla con más entrenamiento a disfrutarlo más, quizá no sea Sevilla y sea en otro lugar, lo que tengo claro es que repetiré.

.

5 comentarios sobre “I Half de Sevilla

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s