Crónica XXXVII Trofeo Jose Cano

Después de no poder participar el domingo anterior en la Behobia llegaba el trofeo Jose Cano, una clásica del mes de noviembre ideal para intentar conseguir una mmp.

La mañana empezó lluviosa, pero el llevar sin correr nada desde el sábado anterior hacia que las ganas de empezar fueran mayores. Sabia que no sería un gran día, pero las ganas de correr no me las quita nadie.

Una de las cosas buenas de esta carrera es que no se tiene que madrugar ya que la salida es a las 11:30, aunque yo prefiero correr a las 9, así aprovechas mejor el día, así que pasadas las 9:30 fui a buscar en coche a David y fuimos a aparcar sobre el km 5 ya que no es un recorrido circular.

Aparcamos sin ningún problema y fuimos trotando bajo la lluvia hacia la salida. Después de perdernos un poco 😕  llegamos por fin a la zona de salida. Sobre las 10:50 dejamos las cosas en el ropero y me puse una bolsa de basura por encima para no pasar frío y sobre todo no mojarme mucho. Mientras esperábamos a César me encontré con muchos conocidos que hacía tiempo que no veía, a ver si pasa menos tiempo en volver a vernos 😃. Enseguida llegó César y cuando el dejó las cosas en el ropero nos fuimos a calentar un poco.

Nos colocamos en la salida en la parte izquierda y bastante delante para evitar un posible tapón en la salida. Me quito ya la bolsa de basura, ya que entre tanta gente ya no hace tanto frio y vamos a empezar enseguida a correr. Se da la salida y salimos bastante rápido, que sea hacia abajo ayuda. La idea inicial era seguir a César e ir a un ritmo de 4:10 4:15 aproximadamente,  pero para variar salimos más rápido y me puse yo tirando😊. Poco antes de llegar al km 1 en un giro a izquierdas casi me tiran al suelo por la manía que tiene la gente de acortar y subirse por la acera para acortar unos metros 😠. Después del susto seguimos, nos adelanta David y hacemos el primer kilómetro en 3:55, se nota que es hacia abajo y estamos empezando. Al empezar el segundo kilómetro David sigue a su ritmo y César y yo levantamos un poco el pie ya que a ese ritmo y encima cuesta arriba no aguantaríamos mucho tiempo, por lo menos yo. Este km ya sale a un ritmo más razonable de 4:26. Sorprendentemente para llevar una semana sin hacer nada por culpa de las anginas, mis piernas van respondiendo bien y estoy bastante cómodo. Giro a la derecha y nos metemos en García Noblejas. Se va acercando la Avda. de Arcentales, primero todo hacia abajo, pero luego se vuelve por el mismo lado y es todo en subida.

El km 3 lo hacemos en 4:25 y enseguida empezamos a bajar Arcentales, que bien que se va bajando. Nos cruzamos con los primeros clasificados, que maravilla ver correr a esa gente. El km 4 ya todo en bajada sale a 4:16, las piernas ya van pesando un poquito y no voy todo lo bien que me gustaría, cosa normal. Seguimos bajando hasta una rotonda que giramos a la derecha y subimos un poco para hacer el giro de 180º. Pasamos por el km 5 con un tiempo total de 21:50. Ya solo queda subir Arcentales y todo para abajo, pienso que podemos conseguir bajar de 44′. Pasamos por el avituallamiento y bebo un poco de agua. Enseguida llega el kilómetro 6, uno más subiendo y a bajar, pero este último kilómetro en subida se nos atraganta un poco y flaquean un poco las fuerzas. Por fin a lo lejos se ve el final de la cuesta, justo arriba esta el km 7, este último km lo hacemos a 4:55. Ahora a bajar directos a meta a intentar conseguir ese sub 44.

En García Noblejas intento acelerar un poco el ritmo pero me cuesta, tocará sufrir un poco los últimos 3 kilómetro. Giramos en la calle Emilio Muñoz y me dice Cesar que tire que el no va bien, pero yo tampoco, así que levanto un poquito el pie para que no me pierda de vista y así yo puedo recuperar un poco. Bajamos los últimos 3 kilómetros a un ritmo de 4:30 no consigo ir más rápido, así que bajar de 44′ lo tendré que dejar para otro día. Ya por fin se ve la meta a lo lejos, intento apretar un poco pero no puedo, así que nada, al mismo ritmo hasta meta.

Al final llego junto a César en 45:03 que para llevar toda la semana malo y César de correr la semana anterior la Behobia estamos contentos. Justo al cruzar la meta nos estaba esperando David que hizo 2′ menos que nosotros, que pena no poder seguir su ritmo.

 

Después a coger la camiseta y el trofeo que te entregan en esta carrera que siempre hace ilusión y a cambiarse rápido para no volver a ponerme malo.

Si miro la clasificación del año 2012 que fue la primera vez que corrí en canillejas conseguí bajar casi 5 minutos. Toca seguir entrenando duro para intentar bajar algo más el tiempo el año que viene, que si se está bien de forma, los últimos 3 kms son para correr muy rápido ya que es todo en bajada.

Sigueme

facebook.com/edutri3/

twitter.com/edutri3 

2 comentarios sobre “Crónica XXXVII Trofeo Jose Cano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s