Crónica White night Marathon 2018 San Petersburgo

Desde que el año pasado corrí el Maratón de Berlín, me propuse correr uno al año fuera de España y así ir conociendo mundo y completando mi colección de maratones que si consigo terminar este sería el 9°.

Así que con Barcelona y Madrid decididos me puse a buscar uno en verano para así aprovechar las vacaciones veraniegas y cuando encontré el maratón de San Petersburgo dejé de buscar ya que esta zona tenía ganas de conocerla y que mejor que corriendo su maratón. El viaje lo organicé con la agencia Russian Tour.

También hablé con Carlos Aznar para ver si podía llevarme los entrenamientos y la nutrición ya que este maratón quería hacerlo bien en todos los aspectos e intentar nuevamente el asalto al sub 3:30.

Empecé a entrenar con Carlos unas semanas antes del maratón de Madrid y ya conseguí correr este maratón con 3 kilos menos que Barcelona. Con 3 meses más de trabajo por delante conseguí llegar al maratón de San Petersburgo con 8 kilos menos que en Barcelona.

Antes de entrar en detalles del viaje tengo que agradecer el trabajo que hizo José Antonio Martín Urrialde con mi rodilla ya que en los 10k sin gluten de Las Rozas me tuve que retirar por no poder correr más de 3 kilómetros y gracias a su ayuda llegué a San Petersburgo por lo menos con la rodilla lista para comenzar la carrera, luego no se lo que pasaría.

Viaje y días previos

El jueves a las 23:40 hora española (en Rusia es una hora más) salía el vuelo dirección Moscú donde tras una escala de algo más de 1 hora cogeríamos otro avión dirección San Petersburgo. La idea que teníamos Marta y yo es intentar dormir durante todo el vuelo para llegar lo más descansado posible y al poco de despegar consigo dormirme, pero solo duraría el sueño unos 30 minutos. Intenté varias veces dormir, pero no lo conseguía, así que cuando pasaron las azafatas ofreciendo la cena aproveché para comer algo.

Después de cenar conseguí dormir poco más de 1 hora y al poco de volver a despertarme aterrizamos en Moscú. Cómo teníamos en torno a 1:30 de escala, la idea que tenía en la cabeza era llegar a la puerta del nuevo vuelo y leer un poco para no dormirme, pero entre que pasamos el control de pasaporte (la mujer que lo revisó parecia que nos estaba perdonando la vida, menuda seriedad), salimos de la terminal, volvimos a pasar el control del aeropuerto y llegamos a la puerta había pasado ya todo el tiempo y entramos justos en el autobús que nos llevó al avión.

Una vez dentro del avión con todo el cansancio (no había dormido ni 2 horas) me senté y me dormí, no me enteré de que el avión había despegado. Pero a los 50 minutos pasa la azafata y nos despierta para darnos el desayuno, un desayuno que solo me tomé el café y el jamón del sándwich ya que tenía pipas y no puedo comerlas. Después dormí otro poquito hasta aterrizar en San Petersburgo.

Lo que tenía que aprovechar para descansar fue todo lo contrario, dormí poco más de 3 horas y en un avión. Por suerte la maleta que facturamos sale de las primeras y salimos pronto de la terminal donde nos están esperando para llevarnos al hotel.

Antes de las 10:00 llegamos al hotel y hacemos el checkin pero hasta pasadas las 14:00 no podemos entrar en la habitación así que dejamos las maletas allí y vamos a dar una vuelta por la ciudad.

Desayunamos en un bar que está al lado del hotel y vemos la catedral del Salvador sobre la sangre derramada y la catedral del kazan.

Dando un paseo tranquilo por la ciudad empieza a llover muy fuerte y como ya son las 13:30 decidimos meternos en un restaurante a comer, lo que está más cerca es un indú y allí no metemos.

Al salir del restaurante ya no está lloviendo y vamos al hotel a descansar un poco, darnos una ducha y volver a salir, está vez dirección a la feria del corredor. Como viene siendo ya costumbre, me pongo la camiseta del 40 aniversario del edp Rock’n’Roll Madrid Maratón.

Nos metemos en el metro, que metro más profundo, y nos cuesta un poco conseguir sacar los billetes, menos mal que una chica muy simpática nos ayuda a sacarlos. En poco más de 15 minutos salimos del metro y vamos dirección al estadio donde es la feria del corredor que está a poco más de 1 kilómetro atravesando un parque.

Justo antes de entrar me doy cuenta que me dejé en la habitación el diploma del edp Rock’n’Roll Madrid Maratón del año pasado para justificar mi mejor marca en la distancia e intentar adelantar algún cajón y poder salir junto al globo de 3:30, ya que en la inscripción no me pidieron ningún tiempo anterior, pero sin el justificante me da a mí que no podré adelantar algún puesto en la salida y tocará ir remontando poco a poco.

Una vez dentro veo que la feria es pequeñita, acostumbrado a los otros 8 maratones que llevo, este «solo» corren unas 4000 personas. Vamos directos a por el dorsal y sin colas ni nada, no hay mucha gente en la feria, le enseño a la chica de la mesa el sms que me llegó con mi número y mi pasaporte. Firmo como que recibo el dorsal y veo que soy el cajón D, el último, le digo a Marta que pregunte si me pueden asignar otro cajón, mi inglés es muy justito, y después de hablar un rato convence a la chica y me asigna el cajón B para los que vamos a hacer, o por lo menos intentar bajar de 3:30.

Una vez con el dorsal en la mano vamos a por la camiseta y bolsa del corredor. La camiseta de maratón es gris y de algodón y la de los 10k es técnica y azul, para mí gusto es más bonita la de los 10k, pero para gustos colores, lo que no entiendo es por qué una de algodón y la otra no. Ya con dorsal y camiseta a hacerse unas fotos en los distintos photocalls que tienen en la feria y comprobar que el chip funciona bien.

Salimos de la feria y volvemos al centro de San Petersburgo y vamos a visitar la catedral de San Isaac y subimos arriba del todo (262 escalones) desde donde se ven unas vistas muy bonitas de la ciudad.

Después fuimos a cenar a un italiano y luego ya al hotel a dormir, pero antes unos estiramientos. Acabo el día con unos 21 kilómetros de turismo. Espero que el sábado sea algo más suave, que si no, llegaré bastante cansado al maratón.

El sábado nos despertamos a las 7:30 ya que a las 9:00 nos recogen para hacer una visita guiada a la ciudad, un city tour de toda la ciudad con entrada a la fortaleza de San Pablo y Pedro y visita al Ermitage.

Con todo el cansancio del día anterior me dormí enseguida y pude descansar, lo único que en la habitación hacía bastante calor. Ducha, desayuno y bajamos a la recepción del hotel que es donde henos quedado con la guía. Una vez nos recoge vamos en busca de 2 amigos (Rubén, que también corre el maratón, y José Miguel) que también van a hacer la visita con nosotros. Una vez hechas para presentaciones empezamos.

Unas vueltas en el coche, con alguna breve parada, viendo los distintos monumentos de la ciudad. Llegamos a la primera de las 2 visitas programadas, la fortaleza de San Pablo y Pedro. Una vez vista vuelta al coche y fuimos a ver por fuera la catedral del Salvador sobre la sangre derramada donde nos encontramos fuera a Raúl Gómez donde hablando quedo con el junto al globo de 3:30, los 2 tenemos el mismo objetivo. Al poco de meternos en el coche empieza a llover.

Proseguimos el city tour y paramos un rato para comer. Después, visita al Ermitage. Por suerte al acabar la visita al Ermitage había dejado de llover. Explicamos a nuestros compañeros de visita cómo llegar a la feria del corredor y nosotros nos fuimos a merendar algo y luego al hotel a descansar un poco.

Llegó la hora de la cena y fuimos a otro italiano de cerca del hotel, conseguimos mesa por los pelos, ya que en la terraza no quedaba ningún sitio y en el interior nos dieron la última mesa.

Después de la cena fuimos a la Plaza del Palacio para ver cómo montaban la zona de salida y meta del maratón y vuelta al hotel para preparar todo para el domingo. Antes paramos en una panadería para comprar algo de pan para desayunar el domingo por la mañana, ya que el desayuno lo abren a las 7:00 y yo tengo que desayunar a las 6:00. Menos mal que me llevé algo de embutido de Madrid.

Una vez preparado todo lo necesario para la carrera me voy a dormir, son las 23:00 pero calculo que me dormiría cerca de las 0:00. Este día lo acabo con 13 kilómetros de turismo.

IMG-20180721-WA0039

Previo a la carrera

El despertador suena a las 5:50, al igual que el día anterior, pasé mucho calor así que me doy una ducha para refrescarme. Desayuno y a las 6:30 bajo a la cafetería del hotel para ver si me puedo tomar un café. Consigo tomarme el café y subo a la habitación a ponerme la ropa de carrera. Me despido de Marta, ella se quedará un rato más durmiendo, y yo me voy a la salida, son las 7:25.

Cómo el hotel está a unos 500-600 metros no llevo bolsa para el ropero, le dejo a Marta una bolsa con una camiseta seca para cambiarme y listo. Por si hace algo de fresco a esas horas me pongo el poncho que me dieron en el maratón de Barcelona, pero una vez en la calle, si lo sé, lo hubiera bajado ya con la camiseta de tirantes, ya que hacía algo de calor.

Pasadas las 7:30 llego a la Plaza del Palacio y me doy una vuelta por allí por si veo a Raúl Gómez y a los chicos que van a correr su primer maratón, también voy buscando a Rubén, que me dijo que iría con un camiseta azul, pero no veo a nadie conocido. Me quito el poncho y me meto en el cajón B. Me coloco al lado del globo de 3:30 y a esperar que se de la salida. Para mí sorpresa es un globo pequeño, como de cumpleaños, acostumbrado a lo grandes este parece ridículo, así que tendré que ir pegado a el para no perderlo de vista, jeje.

Voy mirando por si veo a Raúl, pero no aparece y ya van a dar las 7:50. Parece que lo correré sin su compañía. Comienza una cuenta atrás (eso creo, no entiendo el ruso, jeje) y se da la salida. 42,195 kilómetros por delante para intentar conseguir mejorar mi marca que actualmente la tengo en el edp Rock’n’Roll Madrid Maratón 2018 en 3:35:17.

Salida – Km5

Paso por debajo del arco de salida y pongo en marcha el gps, nada más salir escucho a Raúl, parece que no correré «sólo».

A los pocos segundos llega Raúl a mi lado junto al globo de 3:30, le saludo y seguimos restando para meta. Llevo ni un kilómetro y estoy sudando ya debido a la humedad que tiene esta ciudad, parece que se va a hacer bastante duro correr con esta climatología. Ojalá como en los días previos llueva un poco y refresque algo el ambiente. Pasamos por el primer kilómetro en 4:54, no veo marcado el punto kilométrico, pero supongo que estaría y no lo vi.

Comenzamos el segundo kilómetro y cada vez estoy sudando más y me está dando mucho miedo que me pueda deshidratar muy rápido y sufrir mucho en la parte final de la carrera. Para tenerme un poco controlado decido quitar la pantalla del gps con el ritmo y el tiempo y me pongo una qué tengo con las pulsaciones, zona de pulsaciones y calorías consumidas, las calorías me van a dar un poco igual, pero prefiero tener controlado el pulso antes que el tiempo, y si veo que se me dispara bajar el ritmo y dejar el sub 3:30 para otra ocasión. Cruzando el puente pasamos por el segundo kilómetro en 4:49 y tampoco veo el punto kilométrico marcado, con lo que imagino que solo estarán señalizados de 5 en 5.

Empezamos el kilómetro 3 y sigo controlando pulsaciones y aguantando el ritmo del globo, 4:55 para el km3. El kilómetro 4 y 5 sigo aguantando bastante fácil el ritmo del globo y paso estos kilómetros en 4:59 y 4:52.

Para los primeros 5 kilómetros llevamos un tiempo acumulado de 24:32. Vamos un poco por encima del ritmo de 3:30 pero voy bastante cómodo.

Km 6 – Km 10

Pasado el kilómetro 5 primer avituallamiento, para al ir en el grupo no lo vi y para evitar parar paso por detrás de mesas y cojo una botella de agua de las mesas. También veo que dan botellas de Pepsi, no sé si será bueno o malo pero no sé me ocurre coger una por lo que pueda pasar.

Bebo un poco de agua, me tiro por encima otro poco para refrescarme y la que me queda me la guardo por si más adelante me hace falta. Después de refrescarme sigue haciendo calor pero se corre algo más cómodo y llegamos al km 6 que lo pasamos en 4:56. Veo una chica con un chaleco reflectante amarillo con el número 6 y le comento a Raúl ¿te imaginas que ese es el punto kilométrico?

Camino del kilómetro 7 pasamos por el Aurora, un buque de guerra ruso que actualmente es un museo y poco más adelante el kilómetro 7 en 4:50 con un señor con chaleco reflectante amarillo con el número 7. Efectivamente, los puntos kilométricos son personas con chalecos.

El kilómetro 8 sigue pegado al río y lo pasamos en 5 minutos justos. Sigo centrado en seguir el ritmo del globo y mirando de vez en cuando las pulsaciones y siempre están en torno a 150ppp.

Avanzamos un poco más pegado al río y giramos a la izquierda para meternos al interior de la ciudad e ir en busca del km9, tardaríamos 4:56 en realizar este kilómetro.

4:52 más tarde llegaríamos al kilómetro 10 de carrera con un acumulado en estos primeros 10 kilómetros de 49:08. Casi 1 minuto más rápido del objetivo marcado y con muy buenas sensaciones.

Km 11 – Km 15

Pasado el kilómetro 10 está el segundo avituallamiento, donde el poco agua que me quedaba del avituallamiento anterior me lo tiro por encima para refrescarme un poco y cojo una botella nueva con agua fresquita y bebo un trago.

Llegamos al kilómetro 11 en 4:58 y me sorprende lo bastante entero que estoy, pero nada de hacer locuras de cambiar el ritmo, pegadito al globo mínimo hasta el km38, si todavía tengo fuerzas en ese momento me plantearé un cambio de ritmo.

Camino del kilómetro 12 cruzamos otro puente y un patinador se cruza delante nuestro y casi tira a Raúl, por suerte no pasa nada y llegamos al kilómetro 12 en 4:54.

Por esta parte empieza a hacer bastante calor y saco la botella que tenía guardada y bebo un poco, le ofrezco a Raúl lo que me queda y llegamos al 13 en 4:53. Aunque el calor está haciendo de las suyas sigo manteniendo las pulsaciones sobre 150ppp.

A lo lejos ve Raúl otro globo, como son pequeños no vemos que ritmo marca, y nos entra la curiosidad de cuál será. Vamos algo más rápido que el ritmo objetivo pero no mucho más rápido como para alcanzar al globo de 3:15. Enseguida entraríamos en un tramo de ida y vuelta y saldríamos de dudas.

Empezamos a cruzarnos con los que van algo más rápido que nosotros y poco antes de llegar al giro de 180° pasamos por el kilómetro 14 en 4:56. Antes del giro vimos al otro globo y es otro de 3:30 que debió de salir un poco antes que el nuestro.

Giro de 180° y vamos en busca del kilómetro 15. El tramo que vamos viendo a los que vienen detrás voy mirando por si veo a Rubén o alguno de los 4 compañeros de Raúl pero no veo a nadie. Enseguida pasamos el kilómetro 15 en 4:59 con un acumulado de 1:13:50 y todavía bastante entero.

Km 16 – Km 20

Comenzamos los últimos 27 kilómetros del maratón con optimismo. De vez en cuando las liebres comentan cosas al grupo en ruso y no me entero de nada, así que me invento para mí lo que pueden estar diciendo para así distraer un poco la mente. Bebo un trago de agua del avituallamiento y seguimos restando kilómetros a la prueba.

Pasamos por el 16 en 4:54 y el 17 en 4:58. Al ser tan llano el recorrido se puede mantener el ritmo bastante fácil. Alcanzamos al globo de 3:30 que estaba por delante y y vamos todos juntos.

Camino al 18 veo ponen una mesa extra de avituallamiento, agua en vaso y un poco caótico este avituallamiento ya que cuando estaba pasando yo no tenían vasos con agua así que me lo salto. Raúl que si cogió, bebió un poco y me pasó el vaso. Muchas gracias. Llegamos al 18 en 5:02.

El 19 se nos va unos segundos por arriba pasándolo en 5:09, pero tenemos bastante margen todavía, así que no me preocupo. El kilómetro 20 volvemos a los ritmos anteriores pasando este kilómetro en 4:58.

1:38:54 para los primeros 20 kilómetros de carrera y casi la mitad de recorrido completado.

Km 21 – Km 25

Durante los últimos kilómetros se juntó a nuestro grupo de 3:30 un corredor que estaba haciendo malabares con 3 pelotas. ¡¡Increíble!! No sé cómo puede correr y que no se le caigan las pelotas. ¿A cuánto podría ir sin hacer malabares?

El kilómetro 21 lo completamos en 4:57, poco más adelante el paso por la 1/2 maratón en un tiempo de 1:44:56.

Completamos el kilómetro 22 en 5 minutos justos y yo ya voy pensando en el kilómetro 27 que será donde me encontraré con Marta, así que me voy colocando en el lado izquierdo para que sea más fácil el encuentro.

El 23 lo pasamos en 4:57 y llegamos de nuevo a otro canal, este a nuestra derecha que nos acompañará durante casi 6 kilómetros.

Los kilómetros 24 y 25 los clavamos en 4:56. Tras 25 kilómetros llevo un acumulado de 2:03:42 y todavía me encuentro con fuerza en las piernas y las pulsaciones siguen igual que al principio.

Km 26 – Km 30

Empezando el kilómetro 26 me comenta Raúl que va justo de fuerza, le digo que levantamos un poco el ritmo y vamos los 2 juntos algo más despacio, mejor ir en compañía que «solo» los últimos kilómetros.

Pasamos el 26 en 5 justos pero el 27 volvemos a bajar de 5 haciéndolo en 4:54 y seguimos enganchados al grupo.

Unos metros por delante del kilómetro 27 está Marta. Me paro, la doy un beso, le digo que todo bien y reanudo la marcha.

500 metros más adelante me dice Raúl que siga con el grupo, que hoy es mi día, que él se queda un poco más atrás. Me despido de él y me dice que guarde un poco de fuerza para sonreír en la entrada a meta. Eso está hecho 😊

Sigo ya sin compañía española pero aguantando bien el ritmo del grupo, pasando el 28 en 4:54.

Pasado el 28 cruzamos un puente y dejamos el canal a mano izquierda. Llegamos al 29 en 4:50. Poco más adelante entramos en una avenida que recorreremos en ida y vuelta hasta el kilómetro 40.

Me sorprende que en dirección contraria vengan tan pocos corredores, es lo que tiene que seamos 4.000 corredores. Al poco llegamos al kilómetro 30 en 4:47 con un acumulado de 2:28:02. Empiezo a notar las piernas un poco cansadas, pero sigo bien de pulsaciones. Ya sólo queda ida y vuelta en la avenida y los 2 kilómetros finales.

Km 31 – Km 35

Poco a poco voy viendo más gente en dirección contraria. En la grupo somos cada vez menos, pero los que estamos parece que estamos todo lo bien que se puede estar después de 30 kilómetros.

El kilómetro 31 lo pasamos en 5:05 y el 32 en 5:00. Parece que los ritmos van cayendo un poco y aunque esté con algo de fuerza en las piernas tengo muy reciente el marató de Barcelona y no quiero confiarme.

El 33 parece que retomamos de nuevo los ritmos anteriores y lo pasamos en 4:51. Llevo unos cuantos kilómetros con ganas de parar para ir al baño, pero nunca veo el momento pero llegando al 34 veo que en el 35 que está el la dirección contraria tienen baños, así que podrá ser un buen momento para parar. También veo que tienen un par de camiones con mangueras y sólo pienso en llegar a ese punto para pasar por debajo del agua y refrescarme bien.

Paso el 34 en 4:50 y unos 500 metros más adelante el giro que estaba esperando. Al hacer el giro me pegó al lado izquierdo para ver a Raúl. Cuando me cruzo con el, le digo que le quedan unos 200 metros para el giro y ya directo a meta.

Paso el 35 en 4:52 con un acumulado de 2:52:49. Las piernas ya van un poco justas y no sé cómo me sentará parar para ir al baño, pero ya no estoy corriendo cómodo así que mejor parar y esperar que no pase factura la parada.

Km 36 – Km 40

Nada más pasar el km 35 y justo antes del avituallamiento me meto en el baño, intento que sea algo rápido pero no puedo parar de mear, aunque mejor tardar un poco más y correr los últimos kilómetros agusto que tener que parar otra vez más adelante.

Nada más salir del baño un objetivo claro, ir en busca del globo. Salgo rápido pero sin ir a tope ya que todavía quedan 7 kilómetros y un desfallecimiento a estas alturas puede hacer que pierda bastante tiempo en meta y el sub 3:30 salvo catástrofe lo tengo en el bolsillo. Paso el km 36 en 5:29 el kilómetro más lento hasta ahora debido a la parada, sin parada hubiera tardado 4:54 aproximadamente.

SAI_0194

 

Camino al 37 veo en la parte izquierda a 3 chicos con garrafas de agua echando agua a los que se acercaban por allí. Con el calor que estaba haciendo en ese momento no me lo pensé nada y allí directo que fui. Aflojé un poco el paso para que me pudieran tirar el agua por encima y una vez fresco a apretar el paso para intentar alcanzar al globo. Paso el kilómetro 37 en 4:45.

Ya sólo 5 kilómetros para llegar de nuevo a la Plaza del Palacio y cruzar la línea de meta. Llego al 38 en 4:46 y aunque se va notando el cansancio parece que las piernas aguantarán los últimos kilómetros.

Este kilómetro 38 dedicado a Mery 😘 decidí dar ya todo lo que me quedaba. Voy mirando en dirección contraria por si me cruzo con Rubén, pero no le veo, a quien si que veo es a otro español (llevaba la bandera de España en la parte delantera de la camiseta) le saludo y paso el 39 en 4:53

A partir de aquí hasta meta todos los kilómetros dedicados a Carol, que está pasando por una lesión ahora, pero seguro que en nada vuelve a estar a tope 😘😘

Según me voy acercando al 40 empieza a aparecer cada vez más gente en la calle animando y eso se agradece mucho. Llegamos al punto donde deja de ser ida y vuelta y llegamos al kilómetro 40 en 4:55 con un acumulado de 3:17:39. El sub 3:30 está al alcance mi mis manos.

Km 41 – Km 42,195

SAI_0193

 

Poco más de 2 kilómetros para cruzar el arco de meta y ya voy a tope, ya me dan igual las pulsaciones, sólo pienso en ir lo mas rápido que pueda. Llego al último avituallamiento y veo que el agua la dan en vasos y Pepsi en botella. Queda muy poco pero siempre me gusta beber en cada avituallamiento así que me acerco a la mesa, me paro, bebo un vaso de agua y reanudo la carrera. Veo a lo lejos al globo y ya no sé si podré alcanzarles, pero a muerte a por ellos. Al igual que hice en Berlín saco del bolsillo la bandera de España y me la pongo en el cuello como si de una capa se tratara. Kilómetro 41 en 4:59

FB_IMG_1532497596684

Ya veo que estoy por la parte de atrás del Ermitage y todavía queda 1 kilómetro, si que es largo el palacio. Veo en la parte de la izquierda a 2 españolas con la bandera de España y y al verme la empiezan a ondear.

Me voy al lado derecho ya que quedé con Marta en ese lado. El globo de 3:30 lo tengo ya muy cerca y justo cuando empieza el giro para enfilar la recta de meta les alcanzó.

Al final de la curva está la chica con el chaleco del número 42 y paso a su lado con un tiempo de 4:25. Ya sólo 195 metros para acabar el maratón y como sigo con la pantalla de las pulsaciones no sé a qué ritmo voy ni cuánto llevo, solo sé que bajo de 3:30 seguro.

Los últimos metros voy mirando a ambos lados en busca de Marta y a falta de unos 50 metros la veo, esta vez no paro, la saludo y sigo directo hacia el arco de meta.

Cruzo la línea de meta en un tiempo de 3:28:34. Por fin conseguí bajar de 3:30 y con muy buenas sensaciones durante toda la prueba.

Me cuelgan la medalla al cuello y voy con una sonrisa de oreja a oreja. Me doy la vuelta esperando ver a Raúl llegar poco después, pero como tardaba en entrar salí en busca de Marta.

Voy andando estupendamente, no parece que acabe de correr 42 kilómetros. La encuentro bastante rápido y nos damos un abrazo, lo conseguí 😊😊

Pocos minutos después de salir de la zona de meta vi como cruzaba la línea de meta Raúl, una pena que no consiguieras el objetivo, pero tengo claro que dentro de poco conseguirás bajar de 3:30.

Después de 7 intentos para conseguir bajar de 3:30 por fin lo conseguí, lo único «malo» de tener este tiempo en San Petersburgo es que pierdo mi mejor marca personal en Madrid y eso siempre mola, así que toca entrenar duro para el año que viene intentar conseguir mejorar algo este tiempo en EDP Rock’n’Roll Madrid Marathon & 1/2 2019.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

4 comentarios sobre “Crónica White night Marathon 2018 San Petersburgo

  1. Pingback: Final de Año 2018

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s